jueves, 31 de enero de 2013

ACEITE DE RICINO

El aceite de ricino es conocido por su uso interno, como laxante, pero nos sorprenderá ver sus aplicaciones relacionadas con la salud y la belleza.

¿Qué es el aceite de ricino?

El aceite de ricino se extrae de las semillas de la planta Ricinus communis, conocido como ricino, higuera del diablo o palma de Cristo.
Los egipcios ya utilizaban el aceite de ricino pues en sus tumbas se han encontrado semillas de ricino.
Llegó procedente de África y es una planta que en estado salvaje puede alcanzar hasta los seis metros de altura aunque las cultivadas no suelen pasar de los dos metros.
El aceite de ricino se obtiene de las semillas de la planta por prensado en frío. Mediante tratamientos con vapor de agua se le eliminan todas las partículas tóxicas que poseen las semillas.
Es un aceite de color amarillento, espeso y viscoso. Si lo vamos a ingerir observar que en el envase especifique que es para uso alimentario. La dosis la dirá el médico o especialista.
 

Propiedades del aceite de ricino

  • Se usa en la preparación de muchos aceites corporales, aceites de baños y abrillantadores labiales.
  • Se puede usar en la preparación de cosméticos caseros.
  • Añadido a un acondicionador contrarresta los efectos negativos de los tintes, el sol y la sal del mar.
  • Es muy aconsejable para combatir el estreñimiento.
  • Elimina los parásitos intestinales.
  • El aceite de ricino ayuda en la desaparición de lunares y verrugas.
  • Contra las inflamaciones de los ojos: conjuntivitis y orzuelos.
  • Para evitar la formación de legañas.
  • Ayuda a eliminar las impurezas de la piel.
  • Excelente para fortalecer las uñas y pestañas.
  • Muy beneficioso para las pieles secas.
  • Diluido en alcohol fortalece el cabello.
  • A nivel externo calma los dolores menstruales.

¿Sabías qué...?

Las hojas de la planta favorecen la formación de la leche materna.
Las semillas del ricino son altamente tóxicas pudiendo provocar, al ser ingeridas, incluso la muerte.
El aceite de ricino ayuda a mantener en perfecto estado el peinado más complicado.
El aceite de ricino es usado también en la fabricación de plásticos, lacas, pinturas, lubricantes y en cosmética.
Antiguamente también era usado como combustible y se añadía a la gasolina de competición.

martes, 29 de enero de 2013

ACEITE DE ALMENDRAS DULCES

El uso del aceite de almendras para hidratar la piel se conoce desde tiempo inmemorial. Hasta el punto de que madres, hijas y abuelas lo consideran uno de los mejores aliados para lucir una piel bella. Si antes funcionaba, ¿por que no recurrir a él de nuevo?

Aceite de Almendras, generación tras generación

Cuando un producto permanece durante tanto tiempo sin dejar de pasar de moda es por que su calidad lo ha hecho merecer su permanencia. En un principio el aceite de almendras se vendía a granel en las farmacias donde se hacían fórmulas magistrales.
Al tratarse de un producto natural y delicado con la piel no produce alergias ni irritaciones por lo que se prescribía especialmente para tratar pieles sensibles o descamaciones de la piel seca.
En la actualidad y al generalizarse su uso se puede encontrar aceite de almendras de calidad en muchos supermercados y perfumerías por un menor coste.
 

Totalmente natural

El aceite de almendras se puede obtener bien de forma artesanal al prensar en frío los frutos del árbol del almendro; o bien mediante un proceso de extracción y refinamiento que hace que el aceite tenga una menor intensidad de aroma.
El denominado aceite de almendras dulces no presenta ningún tipo de toxicidad, al contrario que el aceite de almendras amargas que aunque se puede utilizar con fines terapéuticos tiene en su composición sustancias tóxicas, por lo que su uso se restringe a preparados farmacológicos.
 

Terapia de choque para la piel deshidratada

El aceite de almendras dulces está indicado para todo tipo de piel, pero de forma especial para aquellas que necesiten un extra de hidratación ya que resulta excelente como terapia de choque para la piel deshidratada.
 
Aplicada sobre la piel húmeda al salir de la ducha, se convierte en el perfecto restaurador de las pieles secas y desvitalizadas. También utilizada de forma constante consigue suavizar y mejorar el estado de la zona de los codos que tiende a resecarse. En caso de piel sea grasa se puede mezclar con una crema normal para que se absorba mejor.
 

Diferentes usos del aceite de almendras

  • Combate las estrías. El aceite de almendras ayuda a regenerar la piel afectada por esta alteración y prevenir que aparezcan otras nuevas.
  • Grietas en el pecho. Es muy útil su aplicación en el caso de las mujeres embarazadas que quieren dar el pecho, pues evita la formación de grietas en los senos.
  • Desmaquillante de ojos. Su base oleosa lo convierte en un suave desmaquillante de ojos, perfecto para hacer desaparecer el rimel más difícil.
  • Suavizante e hidratante del pelo. Esta especialmente indicado para el pelo castigado por los tintes. Se aplica en las puntas antes de acostarse y se deja reposar con un gorro de ducha para que aumente su efectividad.
  • Ideal para masajes. Perfecto para este fin pues se distribuye de forma homogénea, se absorbe en profundidad y tiene poder de adherencia.
  • Bebes. Es adecuado para la piel delicada del bebe pues no le produce irritación, ni ningún tipo de alergia.
  • Uñas. Aplicado por la noche las hace más resistentes a la vez que las hidrata.

jueves, 24 de enero de 2013

ACEITE ROSA DE MOSQUETA

A partir de hoy, empezaremos una entrega de varios posts relacionados con el mundo de los aceites vegetales más utilizados en cosmética. Sabremos su origen, para que se utilizan.....
 
El primero de ellos será el aceite de Rosa de Mosqueta, conocido mundialmente.
 
Los dermatólogos recomiendan, el aceite de Rosa de Mosqueta, para disminuir las cicatrices y posibles queloides que se forman tras cualquier tipo de operación. Su potente poder regenerador y restaurador de la piel lo convierte en un producto imprescindible que hace desaparecer o mejorar el estado de todo tipo de marcas.

El origen de una "rosa mágica"

La Rosa Mosqueta es un arbusto repleto de flores blancas, cuyos pétalos al caer, dan lugar a un fruto de color rojo lleno de semillas de las que se obtiene el conocido aceite regenerador dérmico.
Este arbusto crece principalmente en Chile y Argentina. Los indios de la Patagonia ya la utilizaban desde la antigüedad para la cicatrización de la piel y la lozanía del rostro, así como para la preparación de dulces tradicionales muy populares.
 

Propiedades del aceite de Rosa Mosqueta

El aceite de Rosa Mosqueta debe su popularidad a su poder regenerador y cicatrizante de la piel. Esto se debe a un alto contenido en ácidos grasos esenciales poliinsaturados que contribuyen a la regeneración celular.
Dentro de estos ácidos grasos se encuentran el ácido linolénico (omega 3), y el linoleico (omega 6) que son esenciales para el ser humano. También es un potente rejuvenecedor de la piel a la que aporta una gran elasticidad e hidratación contribuyendo a hacer desaparecer o atenuar pequeñas arrugas gestuales.

Cómo aplicar el aceite de Rosa Mosqueta en las cicatrices

Siempre se debe recurrir al aceite de Rosa Mosqueta 100% puro, además de encontrar un producto de calidad ya que en algunas marcas se suele mezclar con aceite de semillas de uvas y no es tan efectivo. Se aplica en la cicatriz una vez que esté curada y todavía rojiza.
Se extenderá por la mañana y por la noche, teniendo en cuenta sobre todo hacerlo por la noche, pues es cuando hay una mayor regeneración celular. Al extenderla es conveniente pellizcar ligeramente la marca, para así estimular la circulación de la sangre y potenciar más la regeneración de los tejidos. Dos veces al día de forma constante será suficiente para que el aceite regenerador haga el efecto deseado.
 

Aceite de Rosa Mosqueta efectivo para todo tipo de pieles

El aceite de Rosa Mosqueta es muy efectivo para todo tipo de pieles. Hidrata las pieles secas y castigadas ayudando a la regeneración de las células y eliminando o atenuando las arrugas.
En estos casos serán suficientes unas cuantas gotas puras por la noche antes de acostarse y unas gotas mezcladas en la palma de la mano con la crema hidratante de uso habitual por las mañanas.
Para las pieles grasas el aceite de Rosa Mosqueta se convierte en un gran aliado ya que elimina las marcas del acné contribuyendo a unificar el tono y hacer desaparecer las rojeces.
 

Combatir y mejorar el estado de las estrías

Las estrías son alteraciones de las fibras elásticas de la piel que se producen por variaciones de peso y volumen, o por cambios hormonales. El aceite de Rosa Mosqueta está especialmente indicado para tratar estas alteraciones cutáneas, pues contribuye a eliminarlas sobre todo cuando éstas están rojas y existe aún circulación sanguínea en ellas. Cuando son blancas antiguas es más difícil eliminarlas del todo, pero este aceite contribuye a atenuarlas.

martes, 22 de enero de 2013

ÉSTERES EN COSMÉTICA (y IV)

Con el post de hoy, acabaremos hablando de la familia más amplia que podemos encontrar en el mundo de los emolientes cosméticos, los ésteres.
 
Ésteres de sorbitan/sorbitol
Este es un grupo de tensioactivos muy usados en cosmética, farmacia y alimentación. Comprenden un amplio grupo de compuestos obtenidos de la acilación del sorbitan/sorbitol y a veces posterior etoxilación.
La nomenclatura es incompleta, y en ocasiones los ésteres de sorbitan son denominados ésteres de sorbitol y viceversa.
El sorbitol es el alcohol de la glucosa (cuando se reduce el grupo aldehido de ésta a alcohol), y es capaz de perder una molécula de agua, bajo calentamiento o por la acción de ácidos, dando lugar a éteres internos (1,4-sorbitan, 1,5-sorbitan y 2,5-sorbitan). El 1,4-sorbitan puede sufrir una segunda deshidratación dando el éter bicíclico, llamado isosorbato.
Los tensioactivos más usados de este grupo suelen ser ésteres de 1,4-sorbitan en los que el grupo OH terminal es el que se esterifica. Se producen reaccionando sorbitan previamente formado con ácidos carboxílicos de cadena larga o derivados. También se forman por transesterificación durante la reacción del sorbitol con un ácido graso y un triglicérido a 270ºC.
Debido a la complejidad de las reacciones de obtención, los ésteres de sorbitol/sorbitan suelen ser mezclas de distintos compuestos.
 
 
Los grupos OH que quedan libres tras la esterificación pueden reaccionar con óxido de etileno, obteniéndose cadenas de polioxietileno. En algunos casos, por transesterificación, los grupos acilo unidos a la molécula de sorbitan pueden migrar y unirse al final de las cadenas de polioxietileno. Normalmente, no se etoxila sólo un grupo OH. Las moléculas suelen presentar varias cadenas relativamente cortas de polietilenglicol en lugar de una sola más larga, lo que les da una forma más compacta.
Este grupo tiene un comportamiento emulsificante algo distinto al del resto de tensioactivos no iónicos, debido a la distribución de las cadenas hidrofílicas. No forman apenas espumas, aunque poseen la capacidad de disminuir la tensión interfacial.
Algunos de estos compuestos son muy solubles en agua mientras que otros son tan insolubles que no se pueden dispersar en ella. Son sólidos céreos o líquidos de color beige o tostado.
La principal aplicación es como agentes emulsificantes. Dependiendo del HLB del compuesto, se usan como emulsificantes w/o o o/w.
También se usan como solubilizantes aquellos ésteres de sorbitan/sorbitol más etoxilados.


Estructura éster de sorbitan/sorbitol
                            


Triésteres de ácido fosfórico
Los únicos derivados del ácido fosfórico que presentan propiedades tensioactivas son los triésteres. Se obtienen preferentemente de la reacción de un alcohol polietoxilado con POCl3.
Son líquidos solubles en agua y en sustancias apolares. Tienen carácter ligeramente hidrofóbico.
Se usan principalmente como emulsificantes o/w y w/o.
 
                                          
                                              Estructura triéster de ácido fosfórico

jueves, 17 de enero de 2013

ÉSTERES EN COSMÉTICA (III)

Hoy seguimos hablando de los ésteres, una familia de emolientes que nos ayudan a formular emulsiones de diferentes tipos gracias a la amplia variedad de ellos.

Poligliceril ésteres
Los poligliceril ésteres son sustancias que se obtienen por esterificación de poliglicerol con ácidos carboxílicos de cadena saturada.
El poliglicerol es el resultado de la polimerización en medio básico de la glicerina, mediante reacciones de deshidratación, dando lugar a enlaces éter entre las distintas unidades. Puesto que los tres grupos OH de la molécula pueden reaccionar, lo que se obtiene realmente es una mezcla compleja de moléculas lineales, ramificadas e incluso con entrecruzamientos. También se pueden formar ciclos, dioxanos sustituídos y moléculas macrocíclicas. La situación de los enlaces éster en todos estos compuestos es desconocida.
Estas mezclas son líquidos intensamente coloreados y pegajosos. Su solubilidad en agua depende del grado de sustitución y de la relación molar ácido carboxílico/poliglicerol existente.
Su principal aplicación es como emulsificantes w/o y o/w. Incluso los compuestos más hidrófobos de este grupo, como el poligliceril-10 decaoleato, pueden dar lugar a emulsiones estables del tipo agua en aceite.
Al tratarse de ésteres, están sujetos a hidrólisis cuando se hallan a pH extremos.
Los éteres derivados del poliglicerol presentan una buena estabilidad en productos cosméticos.
 
 
Estructura poligliceril éster
                                                         
 
Ésteres y éteres de polialcoholes
Los éteres y ésteres de polialcoholes son líquidos viscosos, obtenidos por acilación de azúcares. Dicha acilación puede dar lugar a mono- di- y tri-ésteres, dependiendo de la proporción en que se encuentren los reactivos.
Otro tipo de ésteres derivan de la mezcla 2:1 del alfa y beta-acetal de la metil glucosa.
La solubilidad en agua se puede controlar etoxilando la molécula.
Los ésteres se usan como emulsificantes y como acondicionadores de la piel.
Los alquil-éteres de glucosa son usados como tensioactivos en champús.
Los enlaces éster de estas moléculas se hidrolizan a pH extremos.
En algunos compuestos existen también enlaces acetal, que son estables en las condiciones de uso de los cosméticos.
 
 
                                 
                                                   Estructura éster de alcohol

martes, 15 de enero de 2013

ÉSTERES EN COSMÉTICA (II)

 
Hoy seguimos hablando de los ésteres, una familia de emolientes que nos ayudan a formular emulsiones de diferentes tipos gracias a la amplia variedad de ellos.
 
Ésteres de glicol y derivados
Los ésteres de glicol usados como tensioactivos son los monoésteres de etilenglicol y de propilenglicol. Los diésteres resultan ser muy insolubles en agua, por lo que no presentan buenas propiedades.
Estas moléculas poseen al menos un grupo hidroxilo libre, que puede reaccionar con polióxido de etileno. Una cadena etoxilada en el éster de glicol aumentará su solubilidad en agua.
En general, son un grupo bastante hidrofóbico, con un HLB de aproximadamente 3.
Estos ésteres son sólidos céreos.
Los auto-emulsificantes pueden obtenerse añadiendo al tensioactivo cierta cantidad de un surfactante hidrofílico.
Debido a su bajo HLB, se usan como emulsificantes en emulsiones de agua en aceite. Han de ir acompañados de otros emulsificantes más eficaces; sólo los auto-emulsificantes se usan como emulsificantes primarios en cremas y lociones.
Son buenos espesantes y opacificantes.
 
 
                                                   
                                                             Estructura éster de glicol
 
 
Monoglicéridos
Los monoglicéridos son una subfamilia de tensioactivos muy usados. Pueden ser sólidos céreos, sólidos duros o líquidos, todos ellos insolubles en agua. Su eficacia como emulsificantes w/o y o/w se debe en parte a la capacidad que poseen de disminuir la tensión superficial entre el agua y distintos lípidos a altas temperaturas. Además, los monoglicéridos se caracterizan por situarse sobre la superficie de la fase dispersa de las emulsiones formando una película superficial visco-elástica o bien formando cristales líquidos.
Se obtienen mediante la reacción de la glicerina con triglicéridos naturales, lo que se denomina transesterificación. También se pueden sintetizar a partir de metil alcanoatos tratados con glicerina. Por estas reacciones se obtiene una mezcla de alfa y beta monoglicéridos, así como de 1,2 y 1,3-diglicéridos.
 
 
 
Por otro lado, durante el almacenamiento del producto final también se pueden dar reacciones de conversión de beta a alfa-monoglicérido, así como la formación de más diglicéridos. Estas transformaciones pueden afectar las propiedades del producto.
Además, los grupos OH de la glicerina que no están esterificados se pueden hacer reaccionar con ácidos carboxílicos de bajo peso molecular (por ejemplo, ácido láctico o ácido cítrico). De este modo se obtienen tensioactivos con propiedades distintas a las de los monoglicéridos originales que son muy usados en emulsiones alimentarias.
El contenido en diglicéridos suele ser del 50% o algo superior. Un alto contenido de monoglicéridos en la mezcla le proporciona mejores propiedades emulgentes. Por ejemplo, las mezclas con un 90% de monoglicéridos son potentes emulsificantes agua en aceite.
Las mezclas auto-emulsificantes pueden contener jabón, ácidos carboxílicos etoxilados o cuaternarios para aumentar su eficacia como emulsificantes primarios.
Se suelen usar en combinación con otros emulsificantes más solubles en agua. La elección de estos emulsificantes primarios dependerá de la naturaleza de los ingredientes de la emulsión y del pH del producto.
 
                                                   
                                                          Estructura monoglicérido
 
Se usan ampliamente, tanto en sistemas catiónicos como aniónicos.
Tienen propiedades espesantes y opacificantes.
No se pueden usar a pH extremos, debido a que sufren hidrólisis. Admiten bien pH ácidos de hasta 4 o 5, como por ejemplo en antitranspirantes, donde se usan en combinación con tensioactivos no iónicos o catiónicos. En medio básico, se pueden usar hasta pH de 9 o 10, como es el caso de los decolorantes capilares, en los cuales aparecen combinados con emulsificantes aniónicos o no iónicos.

jueves, 10 de enero de 2013

ÉSTERES EN COSMÉTICA (I)

En el post de hoy, nos adentraremos en la familia de los ésteres más utilizados en el mundo de la cosmética. Como veréis, hay un sin fin de ingredientes de esta familia, con lo que os podréis hacer una idea de la amplia variedad de qué dispone un formulador, para poder hacer diferentes bases de emulsiones: grasas, secas, untuosas.....

La familia de los ésteres es muy variada y encuentra un amplio uso en cosmética.
Los más importantes son ésteres de ácidos carboxílicos de cadena saturada formados por reacción con óxido de etileno, sorbitol, glicerina, etc...
Sufren hidrólisis en condiciones altamente ácidas o básicas, por lo que se recomienda su uso sólo a pH próximos a la neutralidad.
Hay que apuntar que los ésteres de ácidos carboxílicos con insaturaciones en su cadena sufren oxidación y esto puede afectar al color y al olor del producto.
 
 
Estructura de un éster
 
 

Los ésteres se pueden dividir en ocho grupos:
Ácidos caboxílicos etoxilados
Los ácidos carboxílicos etoxilados son multifuncionales, por lo que se pueden considerar como alcoholes, como éteres o como ésteres. Se obtienen por la reacción de un ácido carboxílico de cadena larga con óxido de etileno. Esta reacción puede tener lugar por dos mecanismos distintos.
Por un lado, el compuesto se puede formar añadiendo al ácido unidades de óxido de etileno sucesivamente.
El otro mecanismo sería hacer una esterificación con polioxietileno previamente formado. Esta segunda vía puede dar lugar a diesteres, cuando dos moléculas de ácido reaccionan con una de polióxido.
Por regla general, los compuestos con más de 8 unidades de óxido de etileno son solubles en agua. Aquellos que tienen de 6 a 8 unidades no son solubles pero pueden dispersarse.
En el caso de los diesteres, es necesario un mayor número de unidades de óxido de etileno para que se hagan solubles.

 
Los monoesteres de cadena corta polietoxilados se mezclan con otros tensioactivos que sean solubles en agua, como el jabón.
El HLB de estas sustancias se mueve en un amplio rango de valores.
Son buenos emulsificantes, especialmente aquellos que poseen de 8 a 12 unidades de óxido de etileno.
Su habilidad para aumentar la viscosidad de lociones y cremas aumenta con la longitud de la cadena del ácido carboxílico y disminuye con la longitud de la cadena de polioxietileno.
Al tratarse de ésteres, están sujetos a hidrólisis cuando se hallan a pH extremos y les afecta la presencia de átomos metálicos.
 
 
                                               Estructura ácido carboxílico etoxilado 
                                                     

Glicéridos etoxilados
Esta subfamilia comprende un grupo de sustancias muy diversas, derivadas de los acil-glicéridos.
Podemos encontrar sustancias sólidas y líquidas. No son buenos espumantes. Algunos de estos compuestos mantienen ciertas características lipídicas.
En general, podemos dividirlos en tres grandes grupos.
En primer lugar, existen compuestos obtenidos por etoxilación de un monoglicérido. Los monoglicéridos poseen dos grupos OH que son capaces de reaccionar con el óxido de etileno y dar lugar a 2 cadenas de polioxietileno.
Otro grupo son los glicéridos con cadenas que poseen grupos OH (por ejemplo, el ricinoleato de glicerilo). En este caso, la etoxilación puede ocurrir sobre cualquiera de los grupos hidroxi existentes en la molécula.
El tercer grupo comprende a las sustancias que se obtienen tras la reacción de un triglicérido natural con óxido de etileno. Esta reacción suele dar mezclas complejas de productos.


                                                      Estructura glicéridos etoxilados
 
La solubilidad en agua y el HLB de los glicéridos etoxilados dependen del glicérido inicial y del nivel de etoxilación.
Los glicéridos etoxilados se usan como emulsificantes, agentes solubilizantes y formadores de suspensiones.
Algunos de ellos se usan como acondicionadores de la piel y emolientes.

lunes, 7 de enero de 2013

INTRODUCCIÓN EMOLIENTES

Cómo han ido las vacaciones? Esperamos que hayáis podido recargar bien las pilas, para empezar el año con fuerzas e intentar que este 2.013 sea un poquito mejor que el 2.012.
 
En Cosmo Cosmetics, seguiremos hablando de las emulsiones, tema que dejamos antes de las fiestas navideñas. En una primera parte, hablamos de las emulsiones, sus características y su estabilidad y de los emulsionantes, como elemento esencial en cualquier emulsión.
Bien, seguiremos hablando de otra parte muy importante en una emulsión, los emolientes. En este primer post, haremos una pequeña introducción y en los siguientes ampliaremos la información.
Esperamos que sea de vuestro interés!!
 
 
 
La experiencia permite saber que las propiedades sensoriales de un producto, la textura y un tacto adecuado dependen en gran medida de la correcta combinación de distintos emolientes. Los más adecuados vienen determinados por: peso molecular, polaridades, ángulo de contacto, coeficientes de fricción, grado de insaturación...y valoraciones sensoriales subjetivas.
 
El concepto de emoliente es impreciso ya que abarca un número heterogéneo de sustancias tales como ésteres, aceites vegetales, siliconas..., pero en cualquier caso son sustancias que aportan las características sensoriales a un producto. La importancia de una correcta elección de los emolientes radica en su influencia en factores tales como:
  • Suavidad/rugosidad de la piel
  • Extensibilidad
  • Oclusividad
  • Vehiculización de activos
  • Solubilización de filtros solares
  • Consistencia y apariencia de la formulación
  • Texturas adecuadas a cada tipo de piel
  • Percepción final del usuario
 
Clasificación de los emolientes
 
Los emolientes polares se caracterizan por permitir que la piel respire y por no ser oclusivos.
Los emolientes no polares ejercen función de barrera protectora y son capaces de retener la humedad de la piel y evitar la pérdida transepidérmica de agua. Según esto tenemos: ésteres, aceites y mantecas de origen vegetal y siliconas.
Los ésteres son los que proporcionan un mayor grado de versatilidad (se obtienen por reacción de condensación entre un ácido y un alcohol) sus manipulaciones sobre el grado de insaturación, ramificaciónes o longitud de las cadenas son las que determinan las propiedades emolientes:
  • Hexyl laurate: bajo peso molecular, tacto ligero.
  • Diisopropyl adipate: éster ramificado con tacto ligero, absorción muy rápida.
  • Isostearyl neopentanoate: éster ramificado, tacto ligero, adecuado para dispensar pigmentos, formador de film sobre la piel.
  • PPG-3 benzy ether myristate: éster ramificado con tacto ligero, para productos solares.
     
En el apartado de los aceites y mantecas, tenemos infinidad de ingredientes, sólo una pequeña introducción:
  • Aceites de onagra y borraja ricos en ácido linoleico y linolénico.
  • Aceite de arroz con fitosteroles, tocoferoles y ácido fítico, gamma-orizanol con propiedades antioxidantes y protectores UV.
  • Aceite de aguacate con ácido palmitoleico para protección solar.
  • Manteca de karité con elevado contenido en insaponificables aporta protección solar y proporciona excelentes resultados en le tratamiento de eritemas y sequedad cutánea.
  • Aceite de pepitas de uva, rico en ácido linoleico.
  • Aceite de almendras dulces, uno de los más usados.
  • Aceite de germen de trigo con vitamina E y ácidos grasos esenciales.
  • Manteca de mango rico en ácido esteárico.
  • Aceite de macadamia rico en ácido oleico y ácido plamitoleico.
Las siliconas son un grupo muy heterogéneo de emolientes que agrupa distintas estructuras químicas, desde siliconas líquidas hasta siliconas con aspecto geloide.
 
Esto ha sido una pequeña introducción al mundo de los emolientes, en los siguientes posts ampliaremos la información de loas diferentes familias de emolientes que podemos encontrar.