jueves, 28 de febrero de 2013

LANOLINA

 
 

La lanolina, como lo indica su nombre proviene de la lana y aceite. Su origen no es muy atractivo pero esto no la hace menos beneficiosa, proviene de las glándulas sebáceas de las ovejas.
Su importancia se debe a que es capaz de actuar como barrera contra el agua. En los animales hace impermeable su lana, protegiéndoles así de la lluvia además del frío. En nuestra piel actúa como emoliente, suavizando la piel y aumentando su hidratación al evitar la pérdida de humedad.


Al cortar la lana de las ovejas se puede extraer la lanolina y usarla en varios productos. Con esto no se daña al animal. La consistencia de la lanolina natural es como la de la manteca de coloración amarillenta.

La mayoría de la lanolina que usamos proviene de las ovejas y en su forma refinada se considera no tóxica e hipoalergénica, aunque hay quien es alérgico a ella. Análisis han mostrado que se parece física y químicamente a los lípidos (grasas) de la capa más externa de la piel humana, la que controla la hidratación de la piel.

 

Beneficios y usos de la lanolina
La lanolina tiene muchos usos dependiendo del modo de extracción que se utilice. Se puede obtener por medio de rodillos o por centrifugación. Estos son algunos de sus usos en cosméticos:
1- Se usa en cremas y lociones para humectar la piel y cremas anti edad
2- En lápiz de labios, polvos y otros cosméticos
3- Cremas de afeitar para humectar al piel
4- Ungüentos para proteger al bebe de la pañalitis
5- Tratamientos para piel seca
6- Jabones y detergentes
7- Removedores de maquillaje
8- Champú medicados, etc.



Contraindicaciones
1- La lanolina puede causar alergias.
2- La lanolina comercial puede causar brotes de acne a algunas personas. Se dice que la lanolina natural no lo causa.
3- Es un producto animal por lo cual las personas veganas no la usan.


Su uso no solo se limita a cosmética, sino que también se la utiliza como revestimiento para evitar corrosión o para crear superficies resbalosas, como impermeabilizante de lanas o algunas telas como los cobertores de pañales de tela. También se la encuentra como ingrediente de tintas, pinturas, detergentes, etc.
Aunque lo más usual es encontrar la lanolina como ingrediente en productos comerciales, se la puede comprar por sí sola y preparar con ella cremas caseras. Es muy importante que sea apta para estos usos: se llama lanolina USP o de grado USP, lo que garantiza que viene sin olor y es baja en pesticidas.

martes, 26 de febrero de 2013

SILICONAS

Las siliconas y sus derivados organomodificados son un grupo relativamente nuevo de productos que han tenido un rápido desarrollo en cosmética, tanto en preparados para la higiene como para el cuidado personal. Han tenido gran aceptación en el mercado como aditivos debido a las propiedades particulares que confieren a los productos terminados, así como a la innovación tecnológica que representan.
Las siliconas son polímeros de alto peso molecular en cuya estructura se alternan los elementos silicio y oxígeno n veces. Adicionalmente, los átomos de silicio están sustituidos por grupos orgánicos, principalmente grupos metilo. Por medio de sustituciones de estos grupos metilo se obtienen los polidimetilsiloxanos (PDMS) modificados.
 
Ventajas de las siliconas
• Elevada estabilidad térmica y química.
• Sensación no pegajosa al producto que las integra.
• Buenas propiedades de repelencia al agua.
• Económicas, ya que el efecto deseado se obtiene con bajas proporciones en las fórmulas.
 
 
 
Inconvenientes de los PDMS y sus derivados
• No son productos «verdes», es decir, no se hallan en la naturaleza.
• Se requiere una tecnología de producción compleja.
• Son productos muy modificados y, en algunos casos, con alto contenido en EO/PO (dioxano), principalmente los tensioactivos tipo dimethicone copolyol y los emulsionantes.
• Se han detectado problemas toxicológicos en algunas siliconas, por ejemplo en las ciclosiliconas ∆ 4, ya retiradas del mercado.
• No son fácilmente biodegradables, en razón de su elevada estabilidad térmica y química.
 
Características de algunas siliconas
Las siliconas fluidas utilizadas como emolientes o como compuestos con acción hidrorrepelente a la fase acuosa de emulsiones cosméticas pueden clasificarse dentro de tres categorías en función de su viscosidad:
• Siliconas de baja viscosidad: ≤ 150 mm2/s.
• Siliconas de media viscosidad: 150 ≤ 10.000 mm2/s.
• Siliconas de alta viscosidad: 10.000-1.000.000 mm2/s.
Las siliconas de baja y media viscosidad forman una película suave, no grasa ni pegajosa y presentan excelentes propiedades de repulsión al agua.
Las siliconas de alta viscosidad forman una película algo grasa, pero se adhieren mejor al sustrato (piel, cabello), lo que permite mantener mejor su lubricidad.
 
 
Las siliconas volátiles o ciclosiliconas se utilizan como soportes o disolventes en los productos para el cuidado de la piel y del cabello. Facilitan el peinado y confieren brillo al cabello. En los productos para el cuidado de la piel, protección solar y cosmética decorativa consiguen que la piel quede tersa, garantizan una distribución uniforme de los pigmentos y otros principios activos, y favorecen su aplicación.
 
Las siliconas modificadas con grupos amino se presentan principalmente en forma de aceites y emulsiones y se utilizan en productos para el cuidado del cabello como acondicionadores. Además, mejoran la tolerancia a los detergentes.
 
 
Las resinas de siliconas son siliconas altamente reticuladas utilizadas por su cualidad de formar películas. Se presentan en forma de polvos y soluciones. Se emplean en cosmética decorativa, protección solar y en productos para el cuidado de la piel como fijadores de pigmentos.
También se utilizan en productos capilares para dar volumen y cuerpo al cabello y para fijar el peinado.
 
Las ceras de siliconas se utilizan en cremas y lociones como modificadores reológicos. En productos para el cuidado de la piel forman una película protectora oclusiva, por lo que mejoran las propiedades hidratantes de la formulación.
 
Los emulgentes de tipo silicónico son dimeticonas sustituidas con grupos etoxi, que confieren polaridad a una parte de la molécula, convirtiéndolas, por tanto, en moléculas anfifílicas. Son emulgentes de HLB bajo por lo que se utilizan para emulsiones A/O. Además, por su estructura, permiten trabajar en frío.

jueves, 21 de febrero de 2013

CERA DE ABEJAS

Las ceras son sustancias insolubles en medios acuosos y a temperatura ambiente se presentan sólidas y duras. La cera de abeja es un producto de la colmena que es secretado por las abejas de entre doce y dieciocho días de edad mediante las glándulas cereras ubicadas entre su sexto y noveno segmento abdominal. Las abejas usan esta cera para formar sus nidos y construir los alvéolos hexagonales de sus panales, ya estructurados rígida y eficientemente. En estos panales de cera, las abejas conservan la miel y el polen, además, la reina deposita en ellas sus huevos y las nuevas abejas se crían en su interior. Para producir 1kg de cera, las laboriosas abejas deben consumir entre seis y siete kg de miel.
 

Composición de la cera de abejas
Como toda sustancia natural, la composición de la cera de abejas es muy variable y compleja. La cera pura de Apis melífera, por ejemplo, está compuesta por al menos 284 compuestos diferentes, de los cuales no todos han sido identificados y cerca de 111 son volátiles. Alrededor de 48 compuestos contribuyen al aroma de la cera. Cuantitativamente, los compuestos mayoritarios son monoésteres saturados e insaturados, diésteres, hidrocarburos saturados e insaturados e hidroxipoliésteres.
 
Características de la cera de abejas
La cera virgen, la cual es la que se recoge inmediatamente después de ser secretada, elaborada y formada, es de color blanco. Conforme va siendo utilizada y va pasando el tiempo en los panales, va tomando un color más oscuro debido a la incorporación y mezcla con el polen, propóleos, mudas y restos anatómicos.
El punto de fusión de la cera no es constante, ya que la composición varía levemente según su origen. Sin embargo, el punto de fusión de varias ceras comprende un rango de entre 61 a 66ºC.
La cera es un material inerte con alta plasticidad a temperatura relativamente baja (alrededor de 32ºC). La cera de abeja es también insoluble en agua y resistente a varios ácidos, pero es soluble en la mayoría de los solventes orgánicos como éter, bencina, benzol, cloroformo, etc. y después del calentamiento, en alcohol y ácidos grasos.
 
 
Usos de la cera de abejas
La mayoría de los productos de la colmena, como la miel y el propoleo, están destinados al consumo, sin embargo, la cera de abejas se utiliza también en la elaboración de un sinfín de productos cosméticos, aunque la gran mayoría es reciclada por la industria apícola y devuelta a las colmenas.
 
Entre las bondades de la cera de abejas encontramos que:
• La cera contiene 68 veces más vitaminas que la carne de res.
• Se usa para fabricar velas.
• Tiene propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias.
• Es un excelente emoliente, por lo que se usa en cosmética para elaborar todo tipo de productos para la piel como cremas, pomadas, emplastos, lápiz labial, cremas astringentes, mascarillas, faciales, jabones, etc.
• Ayuda a reblandecer los tumores duros.
• La cera de abejas es rica en vitamina A. En 100 gramos de cera encontramos 4096 U.I. (Unidad Internacional), en donde hay 3300 U.I. de vitamina A.
• Ayuda a blanquear la piel.
• Al masticarla, limpia y fortalece encías, y elimina los cálculos dentarios y las concentraciones de nicotina en los fumadores.
• Al masticar un trozo de cera con miel se ayuda a limpiar la nasofaringe, y es un remedio recomendado en caso de sinusitis, asma y fiebre de heno.

martes, 19 de febrero de 2013

PARAFINA

La parafina es uno de los productos más utilizados en estética. Los tratamientos de parafina en estética se utilizan en ocasiones como reductores, aunque su aplicación estrella es para hidratar la piel, especialmente en manicuras, donde tiene una gran cantidad de adeptos y consigue resultados realmente buenos.
Propiedades y usos de la parafina
La parafina es un producto derivado del petróleo cuyo uso más popular (al menos hasta hace poco) es en la fabricación de velas, donde se usa desde hace siglos. Su nombre, parafina, viene del latín “parum” y “affinis” y significa “que tiene poca afinidad. Este derivado del petróleo es una sustancia inerte y muy estable, cuyas cualidades la hacen cada vez más popular en aplicaciones fisioterapéuticas y en tratamientos de estética.
Además, por sus propiedades, la industria cosmética la utiliza cada vez más frecuentemente como ingrediente activo en cremas, en las que adquiere una consistencia similar a la vaselina.
 
En tratamientos de estética, la parafina se utiliza en su estado líquido. Para fundir la queratina se usan unos fusores de parafina especialmente diseñados para que adquiera la consistencia y temperatura adecuada. Sus dos principales aplicaciones en belleza son como tratamiento reductor y como tratamiento suavizante e hidratante para la piel.
Tratamientos reductores con parafina
Para este tratamiento se utiliza parafina en estado líquido, a una temperatura elevada. El tratamiento reductor con parafina es ideal para aplicar en caderas y piernas, que es donde más se suele acumular la grasa, aunque –exceptuando la cara- se puede realizar en cualquier parte del cuerpo.
 
El tratamiento con parafina reductor dura aproximadamente una hora y tiene dos fases:
· En la primera fase, se aplica la parafina sobre la zona a tratar a una temperatura cálida (ojo, no quemar a la paciente) acompañando la aplicación de un masaje que active la circulación. Una vez aplicado, sumamos calor aplicando mantas térmicas de modo que estimulemos la transpiración y se eliminen toxinas. Esta fase busca la vasodilatación a través de la aplicación de parafina y calor.
· En la segunda fase, lo que haremos es, primero, retirar el calor y la parafina, para luego aplicar frío y provocar una vasoconstricción. Aplicamos en esta segunda fase, para obtener mejores resultados, cremas con activos reductores con un masaje en la zona.
Tratamientos hidratantes y suavizantes con parafina
La parafina se utiliza también con muy buenos resultados en tratamientos suavizantes e hidratantes de la piel. En este tipo de tratamientos también se aplica en su estado líquido, consiguiendo que la piel realmente aparezca mucho más suave e hidratada. Para obtener un resultado realmente bueno es aconsejable que el tratamiento lo realice un profesional.
El tratamiento con parafina caliente funciona de la siguiente manera: La queratina caliente hace que la humedad de la piel suba a las capas superiores. Sin embargo, la parafina endurecida es impermeable y esa humedad no puede salir con lo que vuelve a la piel hidratando cada nivel de ella de un modo profundo.
 
El procedimiento que se utiliza con parafina (muy usado en manicura) es el siguiente:
  1. Limpiar y desinfectar la zona a tratar a conciencia.
  2. Aplicar con un leve masaje una crema humedectante sobre la zona.
  3. Calentamos la parafina en un calentador de parafina a una temperatura elevada pero que no supere los límites de tolerancia de la piel.
  4. Para aplicar la parafina sobre la zona a tratar podemos sumergir la zona muy despacio (ideal para las manos o pies) o bien aplicar la parafina con un pincel si la zona no fuera sumergible. Si lo hacemos por inmersión, en manos y pies, intentar que los dedos estén lo más separados posibles.
  5. Repetimos este proceso de aplicar parafina tres o cuatro veces, según sea el espesor de la parafina, hasta conseguir un grosor adecuado.
  6. Una vez aplicada la parafina, procedemos a cubrir la zona con plástico, o introducirla en un plástico si fuera posible (ojo, en la cara no es procedente o se asfixiaría nuestro cliente) y la cubrimos con toallas para evitar que se vaya el calor.
  7. Es importante que no se mueva la cliente mientras esté puesta la parafina ya que ésta tiende a resquebrajase y si eso sucede no surte efecto el tratamiento. Cuando la parafina se sienta fría, se retira cuidadosamente.
La piel aparece tras este tratamiento con parafina mucho más suave y resplandeciente, como la seda.

jueves, 14 de febrero de 2013

ACEITE DE CALÉNDULA

El aceite de caléndula, extraído de las flores de caléndula officinalis, tiene propiedades de las que nos podemos aprovechar para cuidar nuestro cuerpo.

¿Qué es la caléndula?

La caléndula officinalis es una planta también conocida como Maravilla, Botón de oro o Corona de rey.
Crece de forma silvestre durante todas las estaciones; mide alrededor de 50 cm de altura y el color de sus flores va desde el amarillo clara hasta un naranja fuerte.
Es una planta que ya usaban en la antigüedad los hindúes y los árabes por sus muchas propiedades como hierba medicinal.
Los pétalos de la caléndula son comestibles y se usan como decoración de algunos platos.

Aceite esencial de caléndula

El aceite esencial de caléndula se extrae de las flores de esta planta secándolas inmediatamente después de su recolección a una temperatura que no supere los ochenta grados centígrados.
Este aceite esencial se mezcla con otros aceites base, como el de almendras, para su uso.
 

Como preparar aceite de caléndula casero

Conseguiremos flores de caléndula que pondremos dentro de un frasco al que añadiremos aceite prensado en frío, por ejemplo de oliva, hasta cubrir las flores completamente.
A esta mezcla debe darle el sol alrededor de unas cuatro horas al día durante unas cinco o seis semanas, agitándolo de cuando en cuando.
Una vez transcurrido este tiempo filtraremos la mezcla y tendremos un aceite de caléndula listo para poder usarlo.
Debe ser conservado en un frasco oscuro para preservarlo de la luz.

Propiedades del aceite de caléndula

Son múltiples las propiedades que tiene el aceite de caléndula, entre ellas destacamos:
  • Mejora la textura de la piel reseca o agrietada.
  • Desinflama los tejidos.
  • Mejora la circulación cutánea.
  • Es cicatrizante y desintoxicante.
  • Hidrata y da elasticidad a la piel.
 

El aceite de caléndula esta indicado

  • Verrugas: ayuda a su desaparición.
  • Ulceras: ayuda a la formación de tejido sano.
  • Acné: desinflama la piel y evita los brotes de acné.
  • Quemaduras: sobre todo las producidas por el sol.
  • Picaduras de insectos e incluso de medusas.
  • Piel reseca y escamada: es muy hidratante y ayudará a la piel a recuperar su frescura.

Precauciones de uso

En caso de estar embarazada el aceite de caléndula no debe ser utilizado pues estimula el útero.
Nunca debe aplicarse aceite o crema de caléndula sobre heridas que supuren.

martes, 12 de febrero de 2013

ACEITE DE ARGÁN

El aceite de argán es un componente muy habitual en numerosos productos cosméticos.
 
Es una sustancia que se obtiene de de los frutos del árbol Argana Spinosa que crece en una determinada región de Marruecos. Es una especie que puede soportar temperaturas muy altas y alcanza un tamaño de hasta 10 metros de altura. El fruto del que se obtiene el aceite de argán es similar a la oliva, aunque de color amarillo o rojo. Este aceite lo llevan utilizando desde hace siglos las tribus beréberes por sus beneficios.
 
 
El aceite de argán es una sustancia que está compuesta en un 80% por ácidos grasos esenciales como el ácido linoleico, alfalinoléico, oleico y araquidónico. Además contiene grandes cantidades de vitamina E, por lo que es un potente regenerador de la piel y del cabello. Además, es un buen reestructurador y renovador celular.
 
Su alto contenido en antioxidantes hace del aceite de argán un potente antiarrugas, ya que protege al organismo de los efectos nocivos de los radicales libres. Este poder regenerador de la piel hace que sea un buen remedio para evitar el malestar derivado de las quemaduras solares. Pero también es un aliado para acabar con el acné, la soriasis y la neurodermitis.
 
 
Hay que resaltar entre sus principios medicinales que es un buen antiséptico, pues sirve para limpiar heridas leves, y su utilización evita la aparición de hongos. El cabello también se ve beneficiado de las propiedades del aceite de argán, y es que usándolo como mascarilla es un potente remedio para acabar con los cabellos secos y quebradizos.
 
Además es un potente protector solar del cabello si lo mezclamos con aceite de oliva. Las uñas también pueden verse beneficiadas por los efectos del aceite de argán, pues es un potente revitalizador que consigue que las uñas se vuelvan más fuertes si lo mezclamos con limón.
 
El aceite de argán lo podemos encontrar en herboristerías y tiendas especializadas. Se presenta en forma de aceite esencial que puede ser 100% puro o mezclado con otros aceites. Además, es un ingrediente habitual de cremas y serums.

jueves, 7 de febrero de 2013

ACEITE O MANTECA DE KARITÉ

Dicen que la manteca de karité es uno de los secretos de la maravillosa piel que, a pesar de sus duras condiciones de vida, lucen muchas mujeres africanas.

¿Qué es la manteca de Karité?

Se trata de un producto que se obtiene a través de las nueces que produce el árbol de Karité (árbol de mantequilla) Se encuentra en estado salvaje principalmente en países como Burkina Faso, Costa de Marfil, Malí y Sudán. De este árbol considerado sagrado por los aborígenes solo se cogen los frutos que caen al suelo y solo son recogidos por mujeres.
Luego estos se extienden en el suelo y se dejan secar, se pelan y se prensan. Posteriormente se hacen hervir, se trituran y se amasa todo concienzudamente. De ahí se obtiene un aceite o grasa vegetal muy denso que recuerda a la mantequilla: la manteca de karité. Esta manteca se utiliza tanto para comer como para uso cosmético (siempre que sea cien por cien natural)
 

¿Cómo se utiliza la manteca de Karité?

Se utiliza como una crema corporal. Coges una mínima cantidad de manteca en la mano y la frotas: con la temperatura corporal y la fricción contra la piel se funde obteniendo en segundos una emulsión sedosa.

Y... Lista para aplicarla. ¿Dónde?

  • Labios.
  • Cara.
  • Cabello.
  • Codos.
  • Rodillas...

Propiedades y utilidades de la crema de Karité

  • En el pelo seco, a modo de mascarilla capilar: te untas el pelo con la manteca de karité y lo envuelves con una toalla durante 20-30 minutos y luego lo lavas.
  • Ideal para la protección contra agentes externos, principalmente el sol y viento.
  • La manteca de karité evita la formación de estrías en el embarazo.
  • Nutre, regenera y suaviza las arrugas.
  • Previene y cura la dermatitis del pañal. Se aplica con suaves masajes en la zona afectada o a proteger.
  • Ideal para manos, codos, pies, rodillas, labios, secos y/u agrietados
  • Para párpados combinada con aceite puro de Rosa mosqueta produce un efecto "anti edad" espectacular.
  • Útil en casos de acné ya que no es comedogénica (no produce granitos)
  • En caso de personas encamadas disminuye muchísimo la formación de escaras (llagas) por presión o por decúbito.
    Aumenta la penetración de productos de aplicación local, como antirreumáticos, analgésicos o circulatorios.
  • La manteca de karité es también de gran interés para el cuidado de la piel masculina, para después del afeitado.
  • Si se tiene la nariz irritada por el resfriado la suaviza.
  • Es utilizada en la elaboración de platos típicos.
  • Una cucharada de en el baño caliente y dejara tu piel tersa y suave.
  • Es utilizada por deportistas para favorecer la recuperación muscular.

¿Quien puede usar la manteca de karité?

Todo el mundo, desde un recién nacido, pasando por una embarazada y terminando con un anciano.

¿Tiene contraindicaciones?

Contiene látex natural en una mínima porción, por lo que quien sea alérgico al látex debería de ser precavido y hacer una prueba de tolerancia aplicándola en una zona pequeña de la piel y comprobar si reacciona. Casi seguro que no pero mejor ser metódicos ¿no creéis?.

martes, 5 de febrero de 2013

ACEITE DE JOJOBA

Como tantas otras cosas el aceite de jojoba no es un descubrimiento de nuestros días pues los aztecas ya se aprovechaban de todas sus propiedades.

¿Qué es el aceite de jojoba?

El aceite de jojoba se extrae de las semillas de la planta de jojoba que es originaria del desierto del norte de Méjico.
Este aceite es conocido como "oro líquido" debido a su color y era utilizado por los indios como alimento y por sus múltiples aplicaciones medicinales, sobre todo para el cuidado de la piel y del cabello.
Es un potente antioxidante, es biodegradable y además el paso del tiempo no disminuye sus muchas propiedades.

Composición del aceite de jojoba

Este aceite es una especie de cera líquida compuesta en un 96% de ceramidas, lo que lo hace muy estable al calor y a los rayos ultravioletas.
Es muy rico en vitamina E y vitamina F, indispensables para una buena regeneración de nuestra piel.

¿Para qué podemos usar el aceite de jojoba?

    Son muchos los usos que podemos darle al aceite de jojoba. Algunos de ellos son:
  • Para las pieles secas: les proporciona suavidad e hidratación.
  • Para las pieles grasas: regula la secreción de sebo.
  • Durante el embarazo: nutre la piel y previene la aparición de estrías.
  • Para después del afeitado o la depilación: como una loción, mezclado a partes iguales con agua, elimina el enrojecimiento y suaviza la piel.
  • Prevenir el envejecimiento: por sus propiedades antioxidantes.
  • Para dar brillo y volumen al cabello: debemos añadir unas gotas de aceite de jojoba en nuestro champú habitual.
  • Para cabellos secos y quebradizos: aplicar como una mascarilla sobre el cabello y dejar actuar por unos minutos.
  • Para desmaquillar: al mismo tiempo que limpia la piel la nutre.
  • Para dar masajes: especialmente en manos y pies pues es ideal para eliminar las durezas.
  • Para evitar la caída del cabello: su uso ayuda a prevenir la pérdida del cabello.
  • Para añadir al agua de baño: evitará la sequedad de la piel.